• Jorge D. Froimovici

Si te Ofendes, Perdés la Bendición

Actualizado: 21 de nov de 2019

Muchas veces en nuestras vidas nos enroscamos ante discusiones por cosas sin valor perdiendo nuestras metas, "me dijiste esto...." o "me miraste mal ..." "no me Hablaste..." ofendiéndonos por cosas realmente sin valor, lo que perjudica realmente nuestra bendición, dejamos de ir a un lado o de divertirnos o concretar un acuerdo por tonteras que realmente deberíamos dejar de lado. Sepa que esa actitud hace perder nuestro enfoque, que debiera ser el objetivo que debemos alcanzar. El que mas pierde con esa actitud es usted.


Uno de los pilares del estudio luego de más de 20 años de profesión que podemos compartir con ustedes, es que jamás debemos ofendernos cuando estamos frente a una negociación previa a un acuerdo.


Es común que nos enojemos y abandonemos la sala por algo que nos hiere o molesta durante las preliminares de un acuerdo, pero permítanos aconsejarlo; proceda a cambiar el modo de estar en una negociación, cambiar de salón, separándose de la contra parte o interponer a un tercero que medie por usted o simplemente decir: ASÍ NO..., NO VOY A CONTINUAR LA CONVERSACIÓN EN ESTOS TÉRMINOS, de este modo no continuo más la conversación. Una pausa sana, interrumpir para luego continuar en otro momento, pero nunca ofenderse y romper el vínculo.



Habremos vivido en muchas oportunidades ofensas, que hacen a un corte del diálogo apartándonos de esa negociación. Sepa que el que pierde la bendición es usted, el que no obtiene la solución al conflicto es usted, por tal razón le aconsejamos que no se enoje, por que en resumen "si se ofende pierde la bendición."


Para tal fin puede contar con nosotros, participando de negociaciones conflictivas estamos para ayudarlo, ¡Que Dios lo bendiga!


344 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo