• Jorge D. Froimovici

El amor materno como motor para la batalla legal

El amor de una madre por sus hijos es único. Tal es así, que algunos estudios científicos aseguran que la mujer posee una hormona llamada "Oxitocina", que hace que el lazo con descendencia sea uno de los más poderosos.

Sin estar ajena a esto, la Ley 26.618 establece en su Artículo 4º que "los hijos menores de cinco (5) años quedarán a cargo de la madre, salvo causas graves que afecten el interés del menor".

Por este motivo, cuando vemos batallas legales en torno a la tenencia de un hijo o hija, es muy improbable que los niños queden con sus padres.

Los motivos pueden ser varios, a saber, la imposibilidad de la madre de cuidarlo, dedicarle tiempo, alimentarlo o darle un hogar digno. También puede ser que la progenitora esté vinculada a situaciones delictivas o peligrosas para el menor.



De todas maneras, estas circunstancias deben extenderse en el tiempo para que se consideren perjudiciales. ¿Y por qué? Porque lo natural es que una madre luche por su hijo y demuestre que todo vale por amor.

Ante cualquier eventualidad legal, puede contar con nosotros para asesorarlo y guiarlo en la resolución más rápida y efectiva. ¡Que Dios lo guarde y bendiga!

293 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo